☰ Menu

4 preguntas que hacerte antes solicitar financiación para autónomos 🙌

4 preguntas que hacerte antes (1)Afortunadamente hay diversas opciones para conseguir financiación para autónomos que hacen mucho más fácil de antes conseguir la financiación necesaria. En Bitbond hemos hablado muchas veces sobre estas opciones, y hoy nos ha parecido buena idea, reflexionar un poco sobre qué deberíamos pensar antes de endeudarnos si somos un profesional independiente.

¿Es el momento?

Elegir un momento adecuado es, seguramente, la pregunta más importante. Si se acude a la financiación demasiado pronto, es posible que el pago de la devolución del dinero ahogue económicamente al profesional, haciéndole vivir en condiciones muy incómodas.

Sin embargo, en cuestiones de desarrollo profesionales, es importante ser valientes y anticiparse a los acontecimientos. Por eso, cuando la actividad profesional empieza a crecer, puede ser un buen indicador de que es el momento de invertir en el negocio e intentar impulsar ese crecimiento.

Algunos factores generales que debes comprobar para saber si es un buen momento para acudir a la financiación para autónomos son:

  1. La evolución de tus resultados, ¿cada vez son mejores?
  2. La aparición de competidores, ¿implica que tu nicho de mercado tiene mucha demanda?
  3. El feedback de los clientes, ¿hay algún aspecto en el que coincidan que debes mejorar?
  4. La situación económica general, ya que una crisis económica no suele ser un buen momento.
  5. El ciclo de tu actividad, si tus mayores ventas son en Navidad, puede interesarte pedir la financiación en ese momento, para que te sea más fácil acometer los pagos de devolución.

¿Es probable que necesite financiación en el futuro próximo para otra cosa?

De nuevo un ejercicio de adivinación del futuro, pero en ocasiones, mirando al pasado podemos contestar a este tipo de preguntas. Quizá ahora nuestra situación sea holgada, pero por lo que sea sabemos que dentro de un par de meses no será así. Recuerda que siendo autónomo, te influye tanto la actividad económica, como tu actividad familiar.

Si, por ejemplo, vas a necesitar un préstamo para pagar los estudios de tu hijo, o para atender una necesidad médica, o lo que sea, puede que debas dejar pasar el préstamo para tu negocio. Tener un préstamo activo es una razón para que el próximo préstamo sea más caro, así que dependiendo del timing del negocio, puede interesarte esperar.

En general, es mejor que pidas el préstamo más grande el primero, para que los intereses altos vengan en el más pequeño y no viceversa.

Otra cuestión importante relacionada con el momento, es durante cuánto tiempo vas a querer estar pagando las devoluciones. Aunque a priori la mejor respuesta pueda parecer el menor tiempo posible, no tiene por qué ser así, ya que si incrementas los plazos, aunque supongo un mayor coste global, también implicará una menor cantidad mensual a pagar, lo que hará más cómodo tu día a día.

Además, en muchos casos, si las cosas fuesen mejor de lo esperado, tienes la opción de devolver el préstamo de forma anticipada a cambio de una pequeña comisión, para evitar seguir pagando intereses más tiempo.

Small Business Loans

¿Cuál es el proyecto?

Si quieres pedir financiación para autónomos con garantías de que el resultado final sea un éxito, debes tener un proyecto que defina:

  • Para qué vas a usar el dinero
  • Cómo vas a devolverlo

El uso del dinero debe ser en algo productivo, que deje huella en tu cuenta de resultados de tal forma que posibilite el segundo punto. Es importante tener un proyecto definido. Por ejemplo, puedes usar el dinero para comprar inventario para tu negocio.

Una idea en principio muy razonable. Ahora bien, en el plan, en vez de conformarte con esta idea general puedes entrar en detalle definiendo exactamente qué vas a comprar, cómo vas a almacenarlo, qué estrategias de ventas vas a llevar a cabo para darles salida, etc. De esta forma, será un verdadero proyecto y te permitirá gestionar los recursos de forma más eficiente cuando los tengas.

El segundo punto, cómo vas a devolverlo, requiere ciertos cálculos contables. Parte de la base de lo que tienes actualmente, ¿cómo ha sido tu histórico de ventas de los meses que vienen en los que tendrás que pagar el préstamo? ¿hay algún mes que suele ser especialmente malo?

¿podrás pagar la cuota también en este mes? Está claro que siempre pueden surgir imprevistos, pero lo que sea previsible debe estar bajo control.

Como es lógico no solo debes basarte en el pasado. Haz una estimación de la devolución de tus ventas para los próximos meses. Si tu actividad estaba creciendo mes a mes, fíjate en el rendimiento de los mismos meses en años pasados y trata de predecir las cifras teniendo en cuenta, tu crecimiento más la variabilidad cíclica anual.

Es decir, si tu actividad está creciendo un 0,5% mensual, pero en el mes de diciembre sueles tener una reducción de la actividad del 1%, para el próximo mes de diciembre seguramente no debas pensar que seguirás aumentando ese 0,5%, pero quizá la caída tampoco llegue al 1%.

Es difícil hacer este tipo de cálculos, así que en ocasiones te puede ayudar hacer tres escenarios, uno optimista, uno neutro y uno pesimista. Aunque te parezca que estás poniendo números al azar, si reflexionas bien sobre ello, seguro que tus estimaciones no van muy desencaminadas, ya que al fin y al cabo, eres quién mejor conoce tu propio negocio.

¿Qué estás dispuesto a arriesgar?

Cuando pides financiación para autónomos estás comprometiendo tu propio patrimonio personal, ya que esta es precisamente la característica de la actividad profesional como autónomo.

Así que una 

¿Qué estás dispuesto a arriesgar-

de las decisiones claves es hasta qué punto quieres comprometer tu vida personal. Si no pagas, en última instancia, siempre te verás afectado, pero hay una gran diferencia entre usar una hipoteca, un aval o

 un préstamo sin aval para emprendedores.

Las ventajas de un préstamo con aval o hipoteca son que los intereses son menores, ya que en caso de impago el prestamista podrá hacerse con tu propiedad y saldar así la deuda o parte de ella. La desventaja es que si las cosas van mal, además tendrás que ver cómo te quedas sin vivienda o como le requieren a la persona que te avaló que pague por ti, lo que puede ser realmente problemático en tu vida personal.

Si optas por un préstamo sin hipoteca ni aval, pagarás unos intereses algo mayores, pero tendrás la tranquilidad de que tendría que pasar algo realmente importante, para que pudieran embargarte la vivienda y en ningún caso podrían dirigirse contra tus seres queridos, ya que no hay ningún aval.

¿Cumplo los 

requisitos?

La financiación para autónomos puede ser complicada porque aunque las cantidades que se necesitan pueden ser altas, el cliente solo responde con su patrimonio personal, por lo que los bancos suelen verlo como una operación arriesgada.

Generalmente para solicitar cualquier financiación para autónomos te solicitarán un justificante del pago del impuesto de actividades económicas y tus declaraciones de IVA del último o últimos meses, con las que comprobarán los ingresos que estás teniendo mensualmente.

También tendrán en cuenta tu historial crediticio y especialmente si en la actualidad estás pagando otros préstamos o créditos. Si es así, puedes calcular fácilmente que para que acepten tu financiación para autónomos en ningún caso lo que pagas para devolver tus préstamos debe superar el 35% de tus ingresos.

Ten en cuenta que hablamos de cifras orientativas e incluso cumpliendo la condición podrían rechazarte.

Financiación para autónomos de Bitbond

La financiación para autónomos de Bitbond, es interesante porque se diferencia en la financiación para autónomos de los bancos en varias cosas:bitbond-logo

  1. No necesitas tener cuenta bancaria, ni ningún otro producto asociado.
  2. Te financiamos sin aval ni fianza
  3. No afecta a tu historial de crédito

De esta manera, creemos que complementamos la oferta del mercado de financiación ofreciendo algo diferente que puede resultar útil a muchísimos profesionales independientes.

Los préstamos para autónomos que puedes conseguir en Bitbond, tienen un interés que parte del 1% mensual con una gran flexibilidad tanto de cantidades como de plazos.

Por supuesto, informarte es absolutamente gratuito. Por eso, te invitamos a que te registres, y nos dejes hacer la evaluación de tu perfil para que te informemos del tipo de interés exacto que deberías pagar.

Todo ello gratis y tras lo cual podrás decidir libremente si quieres solicitar un préstamo o no.

Conclusión

La financiación para autónomos debe ser una decisión bien reflexionada, para lo cual es buena idea contestar a las preguntas que te proponemos a lo largo de este artículo. En finanzas, planificar las futuras acciones es una verdadera ayuda para reaccionar ante los imprevistos que luego puedan aparecer.

En el caso de la financiación para autónomos, se tiene la dificultad añadida de que el presupuesto de la vida familiar y profesional se mezclan irremediablemente, por lo que tendremos que tener en cuenta los factores de gasto de ambos ámbitos de nuestra vida.

Bitbond ofrece una alternativa de financiación interesante, especialmente para aquellos que no cumplen con los complicados requisitos de los bancos. Te invitamos a que te informes sin ningún compromiso, aquí.

 

Solicitar un préstamo para una pequeña empresa

cobertura mundial  
24h aprobación  
intereses bajos  
SOLICITAR MI CRÉDITO

¡Mantente actualizado!

Piensas en el crecimiento de tu negocio online? Reserva una consulta gratuita con uno de nuestros expertos hoy y desarolla mañana!
Fija ahora tu cita